sábado, 31 de enero de 2009

El Foro de Davos y la Montaña Mágica de Thomas Mann


Llegan noticias del foro de Davos , ese lugar entre montañas de veraneo invernal de lujo, en Suiza, donde cada año se reunían lo mas granado del mundo economico, político, intelectual, escuelas de negocio, grandes corporaciones consultoras y auditoras y economistas mediáticos en una especia "aquelarre" donde hacían , canticos, rezos y oráculos a la nueva santísima trinidad "el libre mercado" , "la Globalización" "Eficiencia del sector privado". En Davos estos nuevos sacerdotes y obispos rezaban en sus "capillas" sobre sus bondades y beneficios y "satanizaban" toda política intervencionista, de corte social que se aplicaba en la "vieja" y "decadente" Europa. Este año han cambiado las cosas, ya no están los "sumos"sacerdotes políticos, Bush ha desaparecido y a Obama no le interesa esta ilustre "secta" tal como esta ahora al que les ha llamado "sinvergüenzas"; Sarkosy anda en otras guerras y solo el primer ministro ingles ha aparecido quizás para ensombrecer al líder conservador que el año pasado fue la estrella, que este se apagó con la crisis. Esta ilustre reunión fue incapaz el año pasado de analizar la información y poder prever lo que ha ocurrido solo 12 meses después; cabe preguntarse que eficacia tiene esta reunión que no sea mas que satisfacer la vanidad de los asistentes por aparecer algunos segundos en los telediarios diciendo alguna "ocurrencia" sobre la crisis, mas no hay, ni se puede esperar. Aunque algunos beatos y devotos de Davos siguen haciendo predicciones, augurios parecidos a las agencias de calificación crediticia, primos hermanos de la gran estafa que es esta crisis no tienen ni la "magia" de antaño, ni la credibilidad de los hechos que están pasando, se les ha caido el modelo. Aquí desde España no hay ido muchos, ni empresarios, ni políticos, lejos de verlo como un síntoma de la poca presencia de España en el mundo, creo que ha sido un acto de inteligencia, hay sitios donde no ir da prestigio. Detrás de todo no hay mas que una "intelectualidad" económica liberal, acabada y fracasada que tiene que aceptar a regañadientes que son los "causantes" del problema y que la solución pasa por "mas Estado" y mas intervención, se acabó el falso discurso de estos nuevos profetas, que creyeron dominar el mundo y que han acabado cogidos y perdidos en su misma ambición. Se acabò los mercaderes de "humo", de "sueños" hipnóticos, de ventas de"indulgencias". Thomas Mann escribió a principios del siglo XX " La Montaña Mágica" una novela donde los personajes son enfermos de un sanatorio situado en esas montañas Suizas, se van muriendo de aburrimiento y llegando a realizar acciones estrafalarias esperando la Primera Guerra Mundial que acabara con todos los sueños y aburrimientos. Una novelas que los foreros de Davos deberían tener como libro de cabecera, el drama que tienes es que va a aparecer un nuevo modelo en el que ellos no van a ser los autores.

1 comentario:

maribel dijo...

Me imagino a los asistentes al foro, apoltronados en sus butacas, desde luego no han leído "La montaña Mágica", aunque recuerdan a "Los Buddenbrook" también de Mann, decidiendo sobre el futuro del mundo como lo harían sobre el de su familia, asombrados por los fallos de esos advenedizos que dirigen agencias de calificación y con los que hace poco compartían velada..
Apoyo el consejo, que lean!
Un saludo